Mala Lengua  
 
AfroCubaWeb
  Home - Portal | Music - Música | Authors - Autores | Arts - Artes 
  Site Map - Mapa del Sitio | News - Noticias | Search ACW - Buscar en ACW 
 
  Mala Lengua
 

Cofradía de la Negritud - CONEG
Desde la Ceiba
Miércoles 19 de septiembre de 2012

Sumario

a.. Nuevos Mensajes en apoyo al pintor Agustín Bejerano
b.. Crítica al Censo por Esteban Morales
c.. Cuba en una foto desenfocada por Maykel González Vivero
d.. Ciudadano Cero Por Norge Espinosa Mendoza
e.. La Verdad sobre las reformas arancelarias en Cuba por Andrés Gómez
f..  Peligros e incertidumbre tras las nuevas regulaciones aduanales por Alberto N Jones
g.. Mi Círculo Social por Rogelio Díaz Moreno
h.. Sobre el video del incendio en la gasolinera en Santiago de Cuba por Elsie Carbó
i..  La Pasión que no se ha perdido por Fernando Ravsberg (BBC)
j..  A los amigos de siempre por Esteban Morales

Nuevos Mensajes en apoyo al pintor Agustín Bejerano

-------- Mensaje original --------

Asunto:
Mi adhesión a la carta de apoyo a Agustín Bejarano

Fecha:
Thu, 30 Aug 2012 12:59:20 -0400

De:
Srec'ko 'Félix' Vojvodic' <srechko.felix.voyvodich@rogers.com>

Para:
<soy@oriselgaspar.net>


Estimada cra. Gaspar Rojas, aquí son mis datos personales que pueden
ser añadidos a la carta de apoyo a maestro Agustín Bejarano:

Dr. Srecko Vojvodic
Asesor de la Seguridad Financiera
Profesor de Física e Informática de Negocios.
Canada

Un saludo muy cordial,

Srecko



----- Original Message -----

From: Paco Echevarría

To: bejarano

Subject: De Juan Ruiz Gómez para el señor Paco Echevarría Saumell



Estimado Sr. Juan Ruiz,

Siento mucho leer que nada ha cambiado para Bejarano ni para los
suyos, entre los cuales Ud. se encuentra como buen suegro y padre de
familia. Confiemos en que cuando se celebre el juicio todo salga como
todos estamos deseando y Bejarano se libre de la calumnia, de las
rejas y limpie su nombre ante la sociedad porque ante los que lo
apoyamos, siempre ha estado y seguirá limpio.

Añádame a la lista, por favor, mi nombre completo es,

FRANCISCO ECHEVARRÍA SAUMELL
HISTORIADOR
SAN FRANCIS
CALIFORNIA

Crítica al Censo por Esteban Morales

De acuerdo con lo que hemos leído en la metodología del Censo
2012, se recogerá la variable color de la piel. Pero no parece que,
como ya ha ocurrido en otras ocasiones, tengamos posibilidad de
cruzar otras
variables con el color de la piel. Ademas ello no tendrá impacto ninguno
en otras variables socioeconómicas muy importantes como empleo,
nivel de vida, estado de la vivienda, niveles de consumo, etc. Por lo
que será imposible poder obtener la relación entre color de la piel
y nivel de vida.

Asunto tan importante en una sociedad «multirracial» o multicolor
como la cubana, en la que además, aun no hemos superado los
estereotipos raciales, los prejuicios raciales, la discriminación por
el color de la piel y el racismo. Por lo cual, el censo no será un
instrumento idóneo que nos ayude a resolver los problemas que aun
arrastramos en ese campo.
Nuestro aparato censal, insiste en continuar tratando el censo solo
como una cuestión estadística que tributa a la dirección de la economía,
dejando al margen muchos datos que en el orden cultural y social
son de suma importancia también.
La Oficina Nacional del Censo, no solo no cruza las variables, con el
color de la piel, sino que tampoco ofrecen la base estadística para que
alguien lo haga. Él Censo del 2002 fue un ejemplo de esto.

Cuba en una foto desenfocada
por Maykel González Vivero

Será una foto de Cuba, una foto de familia, aseguran los manuales del
censo, con vocación metafórica. A la medianoche del 14 de septiembre
oprimirán el botón y veremos el flashazo. Ya sabemos, sin embargo, que
nos harán una foto desenfocada: las uniones entre personas del mismo
sexo fueron omitidas de los cuestionarios. Algunas familias no rezarán
como tales, serán convivientes sin parentesco. Las pautas sancionadas
por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) obligan a
desenfocar la imagen de Cuba que necesitamos.

Hoy aparecieron pruebas de que la ONEI se traiciona a sí misma en
una pugna a puertas cerradas. Un supervisor del censo, estudiante
universitario, me reveló el contenido de unas líneas borradas en el
manual denominado Instrucciones Enumerador. Aunque tachadas con saña,
en el párrafo que define quiénes serán considerados cónyuges él pudo
leer: "En este caso se admiten parejas del mismo sexo, siempre que
sean convivientes del mismo hogar censal". "Las parejas homosexuales
no figurarán en la indagación", dijo un funcionario de la ONEI al
periodista Francisco Rodríguez Cruz hace pocos meses. Las líneas
tachadas obligan a suponer que originalmente se les contempló. El
diseño fue cambiado luego por razones que sólo justifican la homofobia
y una flagrante mala fe.

Empeñado en conocer el origen de la tachadura homofóbica pedaleé
hasta el sitio donde capacitan para el censo en Sagua la Grande. El
director, Ovidio Bermúdez Acosta, me facilitó las Instrucciones y pude
fotografiar el fragmento censurado. Bermúdez me mostró además una
información oficial de la ONEI titulada Precisiones metodológicas y fe
de erratas; en la penúltima página se ordena tachar la oración que
reproduje arriba y sustituir por "Las parejas deben ser de sexo
diferente".

¿Por qué se abandonó el proyecto original? ¿Quién ordenó -persona o
grupo- que se eliminara una pauta incluida por los propios
especialistas de la ONEI? Lo que parecía una omisión ahora es
discriminación. Afirmar que las parejas homosexuales no serían
admitidas era anticuado; incluirlas, luego tacharlas, es
discriminatorio. ¿Los responsables sabrán que obran contra la política
del Estado?

Seguí hasta el Departamento Municipal del Censo, en la sede sagüera
de la ONEI. Conversé con la máxima responsable: Dulce Suárez Rojo,
otra funcionaria, me facilitó numerosos ejemplares de las
Intrucciones. En todos aparecía la misma tachadura azul, rotunda.
Maritza, la directora, me aseguró que los manuales llegaron tachados
probablemente de La Habana. Ella desconocía la Instructiva No. 14 del
21 de junio de 2012, la fe de erratas de tanta mala fe. Dulce explicó
que a pesar de la fecha el documento les llegó el pasado viernes. Y no
tuvieron que ?corregir? nada, lo que indicaban censurar ya estaba en
azul.

Las funcionarias de la ONEI -todas son mujeres- se interesaron por
el caso. Conocían el término homofobia. Mencionaron dos películas:
Milk y Brokeback Mountain. Dulce admitió que la disposición obliga a
instruir expresamente a los enumeradores para que desconozcan
cualquier declaración de unión entre personas del mismo sexo. Si dos
hombres se declaran unidos, los enumeradores excepcionalmente lo
desconocerán, pese a que el censo consignará lo declarado aunque sea
evidente alguna falsedad. Por una vez el censo mentirá. La foto
quedará desenfocada.

Ciudadano Cero
Por Norge Espinosa Mendoza

No voy a estar en Cuba mientras el fragor del nuevo censo de población
vaya puerta por puerta. Me perderé la oportunidad, entonces, de
recibir a la persona que irá a mi casa para convertirme en un número,
en una estadística que algo dirá sobre lo que somos en Cuba ahora
mismo. Un número tras el cual estará la biografía de todos los que
hagan ese gesto, con la esperanza de quedar como una marca en el mapa
vivo del país. Hace ya varios meses nos habían advertido que las
relaciones entre personas del mismo sexo no estarían contempladas en
dicho repaso, que los homosexuales y lesbianas que tuvieran el arrojo
de asumir la naturaleza de sus enlaces ante los encargados de esta
operación, quedarían encubiertos por una voluntad nada relacionada con
lo poco o lo mucho que hemos ido ganando sobre todo a partir del 2008,
cuando comenzó a reconocerse en Cuba el Día Mundial de Lucha contra la
Homofobia y parecieron removerse ciertos pedazos de la moralina
tropical para que tuviéramos un rostro en ese mismo conglomerado que
bajo el sol ardiente y tantas circunstancias que a otros pueden
parecer insólitas, nos unen en diversos tipos de batallas.

La negativa de la oficina que realiza el censo a asimilar la verdad de
estas parejas se escuda en la impersonalidad de las cifras, en el
simple conteo, pero como han detectado varios activistas, es una
maniobra que genera una mayor carga de oscuridad sobre lo que creíamos
ganado. La cadena de contradicciones, demoras, esperas vacías, que
sigue atentando en la Isla contra el reconocimiento natural y pleno de
un hecho que sería ridículo negar ya, gana con este elemento un nuevo
punto de apoyo, al que deberían haber respondido ciertas instituciones
relacionadas con este batallar, y que no se han expresado como sus
agendas debieran confirmarnos. En otros sitios del mundo, esto
bastaría para que hubiera alguna protesta ante la fachada del
organismo que emite el censo. En Cuba, nos queda el estrecho margen
que blogueros, activistas, periodistas muy comprometidos, quieran
dilatar para que esta estrategia no los reduzca a simples dígitos.

¿Qué puede significar en Cuba estar al margen de lo que el censo
representará, si esta no es más que otra fórmula de invisibilización
acerca de la calidad y las carencias auténticas de lo que somos? Poco
o mucho, porque el censo puede ser apreciado solo como dato frío, pero
también exigiría un grado de responsabilidad hacia esos rostros, esas
parejas, esas vidas que se enfrentan diariamente a la homofobia
institucionalizada, la misma que apela a estos actos para recordarnos
su peso. La ingenuidad no debiera acompañarnos para que recibamos
pasivamente este tipo de rechazos. Vivir en Cuba da el derecho a todos
sus ciudadanas y ciudadanos a estar ahí, en ese conteo, y más, nos da
el derecho de reconocer el modo en que vivimos por encima de
estrecheces tanto morales como económicas, en pro de un respeto básico
a la individualidad que encarnamos ahora mismo en la Nación. El dejo
político que se oculta tras esta nueva negativa, el retardamiento de
un punto de asunción que algunos han manejado con veracidad y otros
hipócritamente cuando se acercan ciertas fechas y parece estar bien,
ser correcto, hablando de la supuesta capacidad ya ganada para que
tengamos como una pieza más en nuestro entorno a gays, lesbianas,
transexuales, pacientes de VIH/Sida, etc., nos recuerda cuánto falta
en el país para que en verdad seamos algo más que un número, una mano
que se levanta junto a otras unánimemente en gesto mecánico, una voz
confundida con las otras voces.

Lo conseguido en esta lidia no debiera reducirnos a Ciudadano Cero, de
ahí mi apoyo a las ideas que varios de estos activistas han ido
disparando contra el silencio que emanaría de esos reportes. Seguir
callados o cruzados de brazos ante la manera en que nos anulan, nos
editan como a ciertas escenas de seriales televisivos, nos mezclan
impunemente con otros conceptos sin haber siquiera indagado en lo que
quisiéramos o no participar, es una actitud a la que hay que enfrentar
con radicalidad e inteligencia. Incluso cuando, como ahora, ya ha
bajado por mandato el concepto de registro para este censo, y parezca
imposible torcer el criterio retrógrado con el que, evidentemente, se
sigue pensando la realidad en ciertas esferas.

El censo es apenas un símbolo de ello, y aunque parezca ingenuo colgar
una bandera del arcoiris en un punto visible de la casa para al menos
inquietar a los "censores", va mi apoyo por esa provocación. La vida
cubana, la que se explica en términos oficiales, está necesitada de
ello. No quiero ser un Ciudadano Cero. Ni siquiera ahora que, por unos
meses, estoy fuera de mi país, donde me repito una y otra vez aquello
de "I am what I am".

Es lo que lamento al no poder abrir la puerta a quien quiera saber
quién soy, con cuántas personas vivo, mi edad. Etcétera. No quiero ser
un número. Pero si quiero ser una persona dispuesta a reconocer lo que
soy, y que no se me arrebate mi derecho al deseo. A desear el cuerpo
que se me antoje. Me hubiera encantado recibir a ese hipotético
encargado del censo envuelto apenas en mi bandera cubana.

 

La Verdad sobre las reformas arancelarias en Cuba
por Andrés Gómez

Desde el pasado mes de julio cuando el gobierno cubano anunció cambios
en las regulaciones sobre los impuestos aduanales de importación la
prensa miamense, apoyándose fundamentalmente en los engaños de El
Nuevo Herald, ha desatado una campaña de desinformación cuyo fallido
principal propósito es desalentar los viajes de los cubanos residentes
en el extranjero a Cuba. Aunque sí ha causado mucha confusión.

Esta campaña de la prensa miamense para desalentar las visitas a Cuba
por parte de los cubanos que vivimos en el extranjero, principalmente
de aquellos que vivimos en Estados Unidos, va de mano en mano con el
igual propósito de los terroristas de la extrema derecha cubano
americana que incendiaron las oficinas de la compañía de vuelos
chárter a Cuba, Airline Brokers, en esta ciudad el pasado 27 de abril.
Por cierto, más de cuatro meses han pasado y la respuesta de las
autoridades sobre este acto terrorista ha sido el más completo
hermetismo; ningún terrorista ha sido detenido; ningún terrorista ha
sido encausado.

No es para menos la desesperación de la extrema derecha cubano
americana ante el hecho extraordinario de que a pesar de las
consecuencias monetarias para cada individuo o familia que vive en
este país y en otros países que atraviesan una aguda recesión
económica durante el año pasado, 2011, más de 400 mil cubanos que
residimos en el exterior viajamos a Cuba, y es innegable que el número
de nuestros viajes en este año 2012 superará con creces el número de
nuestras visitas en el 2011.

En verdad los cambios en los aranceles de importación a pagar en Cuba
hace tiempo que tenían que haber sido ajustados al resto de los
cambios que han venido teniendo lugar en la economía del país. Muchos
han sido los que se aprovechaban de las viejas regulaciones aduanales
que establecían que aquellos que residen permanentemente en Cuba
pagaban los aranceles de importación en moneda nacional no
convertible, cuando en la inmensa mayoría de los casos de esas
personas que viajan con frecuencia al extranjero éstas se dedican a
importar mercancías en Cuba con fines comerciales y no con fines
personales. A la vez que la inmensa mayoría de esa mercancía se vende
en el país en CUC --moneda nacional convertible-- o en su equivalente
en moneda nacional no convertible. Sabemos que es así.

Lo que a veces se nos olvida a muchos que residimos dentro y fuera de
la Isla es que el propósito fundamental de los cambios económicos que
tienen lugar en Cuba, incluyendo este en los aranceles de importación,
es para hacer viable el desarrollo del socialismo. En otras palabras,
para que en Cuba el mayor número de personas posible pueda vivir más
dignamente. Para que el Estado cubano pueda contar con los recursos
financieros y monetarios para mantener y mejor desarrollar los grandes
logros del proceso revolucionario en cuanto a la salud, la cultura, la
educación y otros programas esenciales para nuestra población. Y para
que con este posible desarrollo económico la moneda cubana pueda ser
una cuyo valor esté a la par o cercano a la par de otras monedas
convertibles, y así de esta manera todos en Cuba puedan vivir mejor,
con más justicia social, más equidad.

No se implementan estos importantes cambios en la economía nacional
para que Cuba vuelva a la época del capitalismo tercermundista --o neo
colonial? en la que nuestro país estuvo sumido con todas sus miserias
y desgarramientos hasta el comienzo del proceso revolucionario. No se
implementan para que algunos, siempre ha sido y será una minoría,
vivan bien, y los demás vivan de las migajas de éstos.

Entonces teniendo este propósito fundamental e integral en cuenta las
reformas en los aranceles de importación que han venido
implementándose desde el 2 de agosto pasado en Cuba se entenderán mejor.

El propósito de las reformas a los aranceles de importación se basa
primeramente en el reconocimiento por parte del gobierno cubano que la
importación de los artículos así clasificados tienen un carácter
comercial y no personal y por lo tanto esos artículos serán gravados
con los impuestos que se han estimado adecuados.

A través de la historia, tanto en Cuba como en cualquier otro país,
los impuestos aduanales, como cualquier otro impuesto, responden a los
intereses de cada Estado. En el caso de Cuba esos intereses vienen
cargados con un mayor elemento de justeza que en la mayoría de otros
países. Además, el gobierno cubano ha ampliamente demostrado que si
estas reformas no son las adecuadas o si necesitaran corrección éstas
se harán, como siempre se ha hecho.

En los próximos días, en siguientes trabajos, trataré de manera
específica sobre las reformas arancelarias en cuestión y otros asuntos
relacionados a estos temas.

Peligros e incertidumbre tras las nuevas regulaciones aduanales
por Alberto N Jones

Nunca pensé, la vida me pondría en la difícil situación de tener que
discrepar en público o en privado con alguien a quien admiro, respeto,
quiero y estaré eternamente agradecido por sus gestos para conmigo, mi
hermano Andrés Gómez.

Admiro y respeto a Andrés, por haberlo visto durante más de 20 años,
firme e inconmovible, defendiendo a capa y espada en cualquier
escenario, la independencia, integridad y soberanía de Cuba, sobre
todo en las entrañas mismas de monstruo en Miami donde ha vivido
asediado, amenazado y con un precio sobre su cabeza.

Agradezco su interés que viabilizo mi regreso a Cuba con la ATC en
1992, lo cual me permitió además, conocer a tantos luchadores
humildes y anónimos en este medio, que defienden cada día el derecho
de Cuba a decidir su propio destino frente a la injerencia y agresión
extranjera. El re-encontrarme con una hija que no conocía ni me
recordaba y visitar a familiares que no había visto en más de una
década, no habría ocurrido sin la intervención directa de Andrés.

A pesar de estos poderosos argumentos que han vinculado nuestras vidas
y que en modo alguno quisiera afectaran nuestra relación futura, al
leer el artículo ?La Verdad sobre las reformas arancelarias en Cuba?,
escrito por Andrés Gómez el día 6 de Setiembre pasado, me veo en la
penosa obligación de tener que disentir, discrepar y estimular a
otros a aportar sus criterios en este espinoso asunto que a mi juicio,
pudiera ser el error táctico/político más grave que el gobierno Cubano
haya cometido en muchos años.

Debido a la gravedad y las implicaciones que esta decisión pudiera
tener sobre la vida, sentimiento y proyección de millones de Cubanos,
nada más saludable que estimular un dialogo amplio, profundo y
sincero, en busca de las ideas más brillantes y preclaras, que
contribuyan a encontrar la solución másacertada, efectiva y justa para
todos.

Algunos textos describen la función de la Aduana, ?Como la primera
barrera defensiva del país, encargada de impedir la entrada de agentes
nocivos al mismo? a la vez que ?Permita y estimule el libre flujo de
comercio y desarrollo entre los países?. Conciliar ambas funciones
aparentemente antagónicas, no parece ser tarea fácil.

El grave desabastecimiento histórico de Cuba, es responsabilidad
directa y exclusiva de las entidades encargadas de la adquisición,
distribución y venta de dichos productos a la población. Estas
empresas no han tomado su función con la debida seriedad y
responsabilidad que el pueblo merece, al incumplir ano tras ano sus
mediocres planes de producción.

La devastación causada por varios ciclones en el año 2008, agravaron
severamente el desabastecimiento existente en el país, motivando que
la Aduana y otros organismos relajaran las regulaciones existentes,
lo cual propicio el ingreso de millones de toneladas en alimentos,
artículos personales, insumos, artículos duraderos, medicinas,
suministros médicos y otros, paliando lo que escépticos y fatalistas
describieron como una situación irreversible, terminal.

Este hecho, le toco el corazón de miles de cubanos radicados en el
exterior que habían ignorado a sus familiares en Cuba durante décadas
y habían jurado nunca más regresar a la patria. Ante la magnitud de
la devastación y el dolor humano que pretendía devorar el país,
antepusieron la familia y la nación a sus sentimientos personales, lo
cual se expresa en progresivo crecimiento de visitantes anuales hasta
más de 400,000 el año pasado.

La Aduana de Cuba, que durante años había aterrorizado a viajeros
Cubanos confiscándole bienes, aplicándoles tarifas onerosas y era el
causante de la ansiedad, hipertensión, diarreas e intimidación
especialmente a los más ancianos; modifico su conducta hostil,
exoneraron de cobro los alimentos y las medicinas y nuestros
familiares, amigos y vecinos en Cuba, vieron suplementado sus raciones
con productos y fármacos inexistentes en el país, se reconstruyeron
los lazos familiares y amor patrio, afectado por años de separación.

Oportunistas de toda laya, busca-vidas, pillos, bribones y muchas
personas honestas, sobre todo ancianos con ingresos fijos,
desempleados, algún que otro estudiante tratando de suplementar su
matrícula universitaria o como único recurso para visitar a sus seres
queridos en Cuba, se convirtieron en mulas, transportistas
clandestinos, ingresando enormes cantidades de bienes materiales sin
abonar los debidos aranceles, corrompieron con prebendas algún que
otro funcionario venal y el país dejo de engrosar en sus arcas,
millones de dólares por concepto de derechos aduanales.

Como se explica, que un mal que reclamaba a gritos fuese corregido,
modificado y adecuado a los intereses de todas las partes, la
soluciónque se encontró fue el macanazo cruel, impensado, demoledor,
que ha creado a miles de víctimas indefensos entre enfermos, ancianos
o niños, que pueden verse privados de alimentos, medicinas y equipos
médicos vitales para su supervivencia?

Porque botar al bebe con el agua sucia de la palangana?

Muchos países, aun aquellos en cuyos mercados existen todos los
recursos materiales que su población requiere, disponen de tarifas
arancelarias con un gradiente por tipos de artículos básicos,
alimenticios, de vestir, duraderos, suntuarios etc., en base al cual,
aplican una tarifa diferenciada y no se auto incriminan por impedir la
llegada de un producto determinado a ninguno de sus ciudadanos.

El Caribe al igual que el resto de los países del Tercer Mundo,
mantiene un intenso comercio de paquetería marítima y aérea entre las
personas residentes en los países del llamado Primer Mundo y los
familiares en sus países de origen.

Tipifica como pocos este profundo vínculo familiar/cultural en nuestra
región, Jamaica, Dominica, Santa Lucia, Trinidad y Tobago, Barbados,
Haití, República Dominicana, Honduras, Méjico y otros, los cuales son
atendidos por decenas de compañías y navieras de cabotaje dedicadas
exclusivamente a este servicio especializado, quienes recogen y
entregan puerta a puerta, millones de toneladas en productos que
constituyen un aliento, una transfusión vital para millones de
personas empobrecidas en nuestra región.

Cuba, durante la década de los 80?s cobraba la astronómica suma de
$30.00 la libra por artículos personales, lo cual fue decreciendo
paulatinamente hasta llegar a $10.00 la libra de los artículos
personales y $6.00 los alimentos y medicamentos actualmente. A pesar
de continuar siendo el servicio más caro del mundo, esto ha motivado
una explosión de agencias y un masivo envió de productos a nuestros
familiares y amigos en Cuba y la introducción del primer servicio
marítimo directo entre ambos países en medio siglo.

Si al igual que los demás países de la región, la Aduana de Cuba
aplicara un procedimiento racional, lógico, humano, consecuente con
las necesidades y el dolor de nuestro pueblo, cuantos más alimentos e
insumos ingresarían al país, paliando aún más, los problemas sociales
existentes, en tanto triplicarían o más los actuales ingresos
económicos al estimular un mayor número de viajeros y remesas, en
lugar de las inexplicables y asfixiantes tarifas recién implantadas?

A pesar de encontrarse la República Dominica al doble de la distancia
entre Miami y Santiago de Cuba, sus empresas de paquetería recogen y
entregan puerta a puerta paquetes conteniendo hasta 70 libras por
$55.00 o $65.00 en dependencia de la dirección del destinatario, en
lugar de los $700.00 que costaría un envió similar a Cuba.

Pero mucho más grave de cuanto se ha expuesto más arriba, será la
mancha indeleble con que quedará tatuada la imagen de nuestro país, al
equiparar el mundo esta acción que limita el acceso de nuestro pueblo
a los alimentos, con las bárbaras y brutales medidas del Bloqueo, la
Ley Torricelli, la Ley Helms- Burton, OFAC y la jauría de políticos
Cubano-Americanos dedicados exclusivamente a escribir leyes en el
Congreso y Senado de los Estados Unidos, tendientes todas, a
desangrar, someter por hambre, enfermedad y muerte, cuyo único delito
ha sido, no haberse sometido a designios foráneos.

El mayor orgullo personal de mi vida, se vio frustrado hace 6 años al
llegar a Paris e impedírseme continuar viaje a Suiza por problemas con
el visado, donde, a nombre de distintos grupos solidarios con Cuba en
el exterior, pronunciaría un discurso refutando la infame denuncia
que sería pronunciado por agentes Cubano-Americanos pagados, ante la
Comisión de Derechos Humanos de Las Naciones Unidas en Ginebra.

Con esta medida, no se estará emasculando toda denuncia nacional e
internacional futura por parte de Cuba, acerca de las atrocidades del
bloqueo?

Un libro de filosofía en mis primeros años de estudios en la
Universidad de la Habana, alertaba acerca los peligros de los
extremistas y oportunistas al señalar: ?Donde veas a un extremista,
rasga y encontraras un oportunista?.

En el año 1974, un patólogo recién incorporado a nuestro laboratorio
en Bayamo, mostro desde sus inicios, todos las características de un
oportunista, arribista, desesperado por escalar a posiciones
inmerecidas. Poco tiempo después se confabulo con otros corrompidos
que se apropiaban de todos los recursos del laboratorio y por
oponerme, fui acusado de cometer los crímenes más horrendos en contra
de la integridad y estabilidad de la nación, por lo que fui sancionado
a 8 años de privación de libertad.

Hoy, casi todos mis acusadores, oportunistas y aprovechados confesos,
han abandonado el país y se han unido a grupúsculos
contrarrevolucionarios en sus respectivos países. Este personajillo
en particular, auto-titulado politólogo anti- castrista, acomodado en
su nuevo ropaje y entorno, no es remiso a viajar 7000 kilómetros desde
Porto Alegro, Brasil hasta Miami, para impartir conferencias
anticubanas, nada menos que en la madriguera de Alfa 66, los mismos
que introdujeron la guerra bacteriológica en Cuba, que me toco
combatir en más de una oportunidad.

En fin, Dios los cría y el Diablo los une!

Es ahí, donde ha de radicar nuestro temor, escepticismo y dudas con
las nuevas medidas draconianas impuestas por la aduana, las que son
capaces potencialmente de causar daños imposibles de reparar.

Mi Círculo Social
por Rogelio Díaz Moreno

A raíz de una actividad por el día de los niños, me interesé por el
círculo social que, como trabajador del sector de la Salud, tengo
derecho a asistir.

Debe partirse de los años ´50 del pasado siglo, cuando existían en
este país clubes que tenían instalaciones para el baño en el litoral
del barrio habanero de Miramar y otras actividades recreativas. A los
cubanos nos enseñan en las escuelas que estos eran centros privados y
símbolos de la exclusión de la mayoría menos favorecida de la
sociedad. Y que gracias a la Revolución, que los nacionalizó desde los
primeros tiempos, hoy todo el pueblo los puede disfrutar.

Algunas personas mayores te matizan un poco esta imagen. No solo
existían los clubes de ricachones exclusivos donde para ingresar,
además del dinero, había que lucir de raza blanca. También se podía
encontrar clubes propiedad de determinados sindicatos, y los
trabajadores del ramo respectivo podían ser socios. El caso es que
todos fueron nacionalizados por el gobierno establecido después de
1959. Ahora estos círculos trabajan asignados a los distintos
sindicatos que se agrupan bajo la sombrilla de la central oficialista
del trabajo.

El círculo social obrero (CSO) Otto Parellada viene a ser el
correspondiente a los trabajadores de la salud. Es este club el que
nos toca y al que podemos ir. No al que está a su izquierda, que creo
está asignado a una rama de la industria; menos aún al de su derecha,
dedicado a los miembros de las fuerzas armadas y sus trabajadores
civiles.

Zambullirse en el mar es una de las mejores y más sencillas opciones
recreativas en Cuba. A nosotros, las playas de Santa María nos quedan
a 3 horas en autobús, y los pedazos libres de litoral cercanos a
nuestra casa son de un ?diente de perro? incomodísimo. El CSO
Parellada nos queda bien cerca. Su pedazo de litoral, sin llegar a ser
playa, es mucho más cómodo que el diente de perro, pues el fondo
rocoso es mucho menos áspero y lo tachonan algunos parchecitos
arenosos. Al agua se llega por franjas escalonadas de hormigón, con
algunos sectores derruidos por la fuerza del oleaje, a lo largo de
muchos años. Dos espigones se internan una treintena de metros en el
mar, brindan cierto amortiguamiento a la marejada y ofrecen otros
accesos al agua. A algunos metros de esta se extienden unas áreas de
arena con sombrillitas y existen los esperados puntos de ofertas
gastronómicas básicas. Además de la playa, hay unas canchas de pelota
vasca, una de voleibol de playa y se pueden alquilar otros juegos de
mesa. Para los sábados por la noche, es posible reservar una mesa en
un gran salón, que cuenta con un consumo de platos ligeros y un poco
de bebida y se puede bailar un rato.

La pasamos bien el primer día, así que me embullé. Pasé el pedacito
de burocracia requerido para asociarme a ?mi? club, y empezamos a ir
de vez en cuando. Habremos ido siete u ocho veces en este verano en
total. Ahora, veamos qué malagradecido soy, que voy a empezar a
quejarme.

Ahora que acabó oficialmente la temporada vacacional, ya no puedo
acceder más al CSO. Hasta el mes de julio del próximo año, los
trabajadores que somos los socios y ?dueños? de este club, ya no
podemos presentarnos a la puerta, mostrar el carnet y entrar
libremente. Esa posibilidad solo se nos abre en los meses de julio y
agosto. El resto del año, solo se reserva para actividades organizadas
y asignadas centralmente por mecanismos relacionados con la
administración burocrática de los asuntos de este país. Si soy tan
insensato que quiero ir a la playa en esos meses de abril, mayo y
junio en los que hace tanto frío en Cuba y cae nieve, tendré que
dispararme tres horas de autobús hasta Santa María o el diente de
perro de la calle 70.

Pues sí, como vemos, mi ?propiedad? solo es mía durante julio y
agosto? y no todos los días. Cómo puedo ser tan cruel, que aspire a
que los empleados de ?mi? club trabajen todos los días de esos dos
meses, para mí, sin descanso. Si se nos antoja en familia, si Rogelito
me lo exige, darnos un baño de mar un lunes durante esos meses: al
diente de perro de 70 o las tres horas de autobús.

Entonces, de martes a domingo en julio y agosto, el CSO nacionalizado
?para mí?, está a mi servicio? en cierto horario no muy extenso.
Abren a las 9 am, cierran a las 4pm, ni un minuto más. En mi carácter
de ?dueño?, me corresponden para el baño de mar en el CSO las horas
del día de mayor fuerza de la irradiación solar que en nuestro clima.
Como se sabe, tal intensidad sobrepasa un poquito lo recomendable para
la buena salud. A los que nos apetece el baño cuando el sol es un poco
menos violento? ya saben lo que nos toca.

Un par de lindos detalles más para aquilatar bien el privilegio que
tengo al ser ?dueño? de este CSO. Cuando dije presentarme a la
entrada, no me refería a la puerta principal. A los trabajadores
comunes del sistema de salud nos toca el portón lateral de servicios.
Y una vez dentro, lo que primero se encuentra uno, es otra evidencia
de que el club tiene una segunda categoría de ?dueños?, pero más
elevada que la mía. Allí existen también un par de piscinas aisladas
con una cerca muy seria y una puerta donde severos guardias permiten
entrar a los dueños ?de primera? y nos mantienen alejados a los dueños
?de segunda?. Los trabajadores del CSO son corteses y lo tratan a uno
amablemente, pero cumplen ciertos reglamentos estrictos. El acceso a
la piscina es por mecanismos de reservación que se escapan de las
posibilidades del trabajador simple. El secretario sindical del centro
donde uno trabaja podría pugilatearle a uno tal vez esos accesos, pero
tendría que atravesar varios calvarios burocráticos que parecen
establecidos para convencernos, a los dueños ?de segunda?, de que nos
alejemos de ahí.

En otra situación, tales evidencias de tu estado de inferioridad
bastarían posiblemente para convencerte de que no eres bienvenido y te
vayas. Pero ya hemos contemplado que las alternativas no son buenas.
Aún excluido de la parte VIP de ?mi? club, aún en horarios
restringidos durante los días y meses del año en que se dignan
dejarnos entrar por la puerta de los criados, no nos dejamos amilanar
y disfrutamos del amplio, azul y libre mar.

 

Sobre el video del incendio en la gasolinera en Santiago de Cuba
por Elsie Carbó

Todo parece apuntar a que un aficionado tomó con su celular un video
que hoy anda recorriendo las computadoras del país. Lo ví hoy y quedé
pasmada, por usar una palabrita fina, porque en realidad lo que me
ocurrió fue que pegué un grito cuando aquello ante mis ojos se llenó
de llamas y se me erizaron todos los pelos del cuerpo con los
espeluznantes gritos de la gentes que se estaban quemando. Quizás
alguna película de sábado podría mejorar las imágenes.



Fue horrible lo que sucedió en ese fuego, pero más lo fue la
negligencia y la irresponsabilidad de todo el que estaba allí, ¿cómo
se explica que personas conocedoras del peligro que entraña la
gasolina derramada, se amontonaran en la calle a recogerla con cubos,
latas, jabas de nailon y hasta con los propios cascos de las
motocicletas? Este hecho me deja perpleja. Nada lo justifica, siendo
ellos, la mayoría que estuvo dentro de las llamas y hasta perdieron
sus vidas, choferes experimentados y entendidos en cuestiones de
líquidos altamente inflamables, que permanecieran dentro del radio de
la muerte sin inmutarse, solo por recoger un poco de gasolina gratis.



Este video es devastador, saltan a la vista, además de la
irresponsabilidad ciudadana, donde hasta los niños chapoteaban en el
charco, que la policía no apareciera en el momento oportuno para
contenerlos y sacarlos de ahí a como fuera. Al rato se observa un
carro patrullero que se acerca cuando ya aquello era un conglomerado
de pueblo alrededor de la bomba de gasolina derribada que vertía el
chorro de combustible hacia la calle. Ese mismo auto al parecer queda
envuelto en llamas, por lo que se aprecia en el video quedarían
atrapados también por la candela.



A todas estas, se ve un camión de bomberos que llega al lugar, esto
ocurre antes de que empiece a arder el servicentro, despacio se
bajaron cuatro hombres con trajes especiales y otro vestido de
uniforme verde olivo, pero no tomaron ninguna providencia, solo se
detuvieron a esperar, mientras el chorro de gasolina seguía vertiendo.
Luego, cuando explotan las llamas también alcanzaron al camión, y se
ve a esos mismos bomberos sacar entonces una manguera de agua para
apagar el fuego. También se escuchan voces gritando ?ahí hay gente
quemándose??



Primera pregunta, por qué la demora en cerrar las llaves o lo que
fuese que pudiera controlar la salida del combustible?

Segunda, por qué la policía no sacó a tiempo al personal que merodeaba
para cerrar las calles?

Tercera, no hay previsto en esos sitios un plan de contingencias para
accidentes de esta envergadura?



Tal vez el resto de las preguntas estarían en esta cuerda, ¿quién fue
el chofer que provocó este accidente? Dónde está? Qué culpabilidad
tiene y, cuál es la razón por la que tenemos que enterarnos de estos
hechos por un video elaborado por un aficionado? A quien habría que
felicitar por su valor al seguir grabando a pesar del incendio y el
peligro que entrañaba para él mismo.

¿Dónde estarían nuestros periodistas o camarógrafos de Santiago?

La Pasión que no se ha perdido
por Fernando Ravsberg (BBC)

Un grupo de intelectuales cubanos de diferentes tendencias políticas
presentaron un compendio de ensayos llamado "Por un consenso para la
democracia" que fue el preludio de un debate más amplio, organizado
por la revista católica Espacio Laical.

Se reunieron en el Centro Cultural Félix Varela con un centenar de
personas para debatir sobre la institucionalización y la
democratización de la isla, cada uno desde sus puntos de vista
políticos pero en un ambiente de respeto y gran profundidad de análisis.

Había panelistas de diferentes colores ideológicos, a grosso modo
agrupados por la socióloga Mayra Espina en católicos, liberales y
marxistas. Incluso participó el sacerdote Carlos Manuel de Céspedes,
uno de los intelectuales más lúcidos de la Iglesia católica cubana.

Fue apasionante ver cómo debatían temas que hasta hace unos años eran
tabú en Cuba como el pluripartidismo, la democracia, los cambios
políticos, la participación ciudadana en las decisiones o la
inconstitucionalidad de algunas medidas gubernamentales.

A pesar de provenir de diferentes corrientes ideológicas, los
panelistas lograron cierto consenso para ir más allá de los clichés y
apostar por una democracia que no se limite a la representativa del
capitalismo o a la asambleísta del socialismo cubano.

Ambos sistemas han fracasado en la construcción de la democracia,
sostuvo la socióloga Mayra Espina. Agregó que eso da la oportunidad a
Cuba de avanzar hacia una propuesta nueva y opinó que rol del
ciudadano debe estar en la agenda de los próximos debates.

La mayoría de los panelistas coincidieron en que es necesario
construir una democracia en la que el ciudadano debata los problemas,
proponga soluciones y controle la aplicación de las mismas. Algo que
hoy sería factible gracias a las nuevas tecnologías de la informática.

La mayoría estuvo de acuerdo en que cualquier solución a la
problemática cubana debe garantizar la soberanía nacional, la
soberanía popular, la equidad social, el respeto de los derechos
ciudadanos, una economía viable y una democracia política, social y
económica.

Julio Cesar Guanche, ensayista y profesor de la Universidad de La
Habana, insistió en un desarrollo armónico de los cambios: "La
construcción de derechos, la construcción de igualdades y la
construcción de libertades se interrelacionan y contribuyen por igual
a la construcción democrática".

Por su parte, el editor de Espacio Laical, Roberto Veiga, acotó que el
gran desafío "es diseñar las estructuras y mecanismos que debe tener
el Estado, los que debe tener la sociedad y todas las garantías de
libertad política para que estos sean posibles".

"El debate en Cuba para la construcción de un modelo sociopolítico,
económico y jurídico distinto es obvio", dijo Veiga y agregó que
"deben institucionalizarse las ideas que sean del consenso de la
generalidad de los cubanos para lo cual es necesario un debate mucho
más amplio".

Algunos disidentes presentes se quejaron porque a los debates
iniciales no se invitara a los que "no pretenden modernizar el sistema
sino demoler el sistema". Sin embargo, se les permitió hacer preguntas
y pudieron opinar con total libertad.

Del lado oficial sí acudieron miembros de importantes centros de
investigación social muy cercanos al poder pero no estuvo presente
ningún funcionario del gobierno cubano, lo cual es bastante normal ya
que no participan de este tipo de debates.

Justamente una de las críticas recurrentes de casi todos los
panelistas y del público fue la gran centralización política que
existe en el país y la marginación de los ciudadanos en la toma de las
decisiones sobre asuntos que afectan directamente sus vidas.

Tanto por la profundidad del análisis como por la originalidad y la
audacia de las ideas expuestas, el compendio "Por un consenso para la
democracia" -entregado durante el debate- muestra la madurez alcanzada
por los científicos sociales de Cuba.

La revista Espacio Laical y el Centro Félix Varela se consolidan como
ejes del debate nacional. La variedad de criterios políticos y la
presencia de diferentes generaciones en la búsqueda de soluciones
revelan, como sintetizó Mayra Espina, "la pasión por Cuba que no hemos
perdido".

 

A los amigos de siempre
por Esteban Morales

DEBEN EXISTIR MUCHAS PREOCUPACIONES EN NUESTROS AMIGOS, POR LA
SUPERVIVENCIA DEL PROYECTO CUBANO.

Cuando En el 2010 escribí sobre la corrupción y me ocurrió lo que
todos saben, fue inevitable que se preocuparan mucho. No se entendió
nunca, cómo era posible tomar una medida política del carácter de la
que se ejecutó, ante la denuncia que se hacía.

Aquello escritos, como se dice, atravesaron el vendaval de las
incomprensiones y hoy hemos avanzado en ese tipo de críticas. Nuestra
máxima dirección política, consecuentemente con lo que había venido
diciendo desde que tomó el mando, la acuñó: corrupción es
equivalente a contrarrevolución. Todos los revolucionarios respiramos
profundamente descansados. El asumir la crítica era una realidad y
nadie estaba en el derecho de acallarla.

Pero debemos continuar avanzando. Una masa importante de nuestros
intelectuales revolucionarios asume valientemente la crítica de
nuestras realidades, como ha sugerido Raúl, pero aun no es posible
sentir a fondo y confiadamente, que están haciendo lo que deben,
aunque estén convencidos de ello.

Aun cierta burocracia acecha, sin desaprovechar la oportunidad de
decirnos a los intelectuales que estamos equivocados, que al parecer
las cosas no pueden ser tal y como Raúl nos ha dicho. Mientras que
todos los que asumimos la crítica de nuestra sociedad estamos, junto
con Raúl, convencidos de que es el único modo de salvar el proceso.

Qué querría decir Raúl Castro con que ?corrupción es equivalente a
contrarrevolución?. Sin dudas tal afirmación es dolorosamente
abarcadora. Porque encierra entre otros los peligros siguientes:

-En primer lugar, que el que se corrompe, ya se pasó al enemigo.

-Trata de desprestigiar el discurso político de la Revolución en su
momento más crítico.

-Da elementos para que se diga que no son todos los que están, ni
están todos los que son. Lo cual como un ataque directo a la
dirigencia del país, atenta contra todo proceso que pretenda hacer
avanzar la remodelación económica, realizar los ajustes sociales
necesarios y lograr el cambio de mentalidad.

-En medio de la difícil situación material que vive el país, da un
ejemplo funesto de cómo solucionar los problemas individuales.

-Quien se corrompe es prácticamente imposible que mantenga otros
valores, por lo cual, el siguiente paso es colaborar con quienes le
facilitan su labor, corrompiendo a otros y poniéndolos a todos al
servicio de la subversión.

Pero existe una forma más sutil encubierta de corrupción, que
medra entre nosotros, y que no pocos le restan importancia, porque la
practican sistemáticamente o porque no la ven con el grado de
peligrosidad con que miran la de los altos funcionarios.

Se trata de una corrupción de poca monta materialmente, practicada de
a poco, de manera directa entre funcionarios de bajo nivel, que
poseyendo la posibilidad de mover ciertos recursos, los intercambian
como si se tratara de un simple trueque de mercancías.

Se trata del funcionario, que administra una cafetería y le consigue
los dulces y la cerveza al amigo que va a celebrar los 15 de la hija;
mientras que este último, administrador de una fábrica, le suministra
las lozas y el cemento que el primero necesita para levantar una
habitación adicional. Un simple intercambio entre dos. Donde no media
dinero sino bienes y en el que no pocos se hacen los de la ?vista
gorda?, esperando que le llegue su turno de practicarlo también. Vía
por la cual, de manera ilegal, se escapan una increíble cantidad de
recursos, cuyo destino debiera ser el comercio con la población.
Este tipo de corrupción no es menos nociva que la otra, debido a las
razones siguientes:

-Su poco valor monetario la hace aparecer como simples favores de
amigo. Lo que se ha popularizado bajo el término de ?resolver?.

-Por lo general, en el centro de trabajo, se trata de algo que casi
todos dominan, pero que dejan pasar. Porqué no les importa, por temor
a la represalia o porque piensan que un día les puede tocar.

-Tiende a crear un nivel de compromiso entre los que administran y el
resto de los trabajadores, que pueden considerarse en el derecho de
disfrutar de esas ventajas ilegales en algún momento.

-Es muy fácil de ocultar dentro de la contabilidad y los controles económicos.

-Al no mediar dinero la peligrosidad de su práctica es bastante reducida.

-No obstante, el grado de corrupción de este modelo de su ejercicio,
corroe la autoridad hasta de las propias organizaciones políticas en
el centro de trabajo.

Luego con la corrupción, en todas sus características de práctica y
niveles, estamos ante un fenómeno, que solo es posible derrotarlo, si
todos los sectores sociales participan, declarándole una guerra
generalizada que perfeccione la conciencia de lo que ella significa y
provea a todos, los instrumentos para combatirla. Ello significa,
transparencia informativa, discusión abierta y dotar a todos de la
confianza de que la crítica oportuna y eficiente siempre será bien
recibida.

 

 

Links/Enlaces

top Cofradía de la Negritud

Cuba: Race & Identity in the News

 

Contacting Desde la Ceiba

Electronic mail
    tatoquinones_AT_cubarte.cult.cu [replace _AT_ with @]

Contacting AfroCubaWeb

Electronic mail
     acw_AT_afrocubaweb.com [replace _AT_ with @]

[AfroCubaWeb] [Site Map] [Music] [Arts] [Authors] [News] [Search this site]

Copyright © 2011