Mala Lengua  
 
AfroCubaWeb
  Home - Portal | Music - Música | Authors - Autores | Arts - Artes 
  Site Map - Mapa del Sitio | News - Noticias | Search ACW - Buscar en ACW 
 
  Mala Lengua
 

Cofradía de la Negritud - CONEG
Desde la Ceiba
Viernes 25 de agosto de 2011

Sumario:


a.  Oriki al General Quintín Bandera por Georgina Herrera
b.  Los cubanos tenemos una enorme deuda con Aponte. Entrevista con Ricardo Alarcón por Heriberto Feraudy Espino (Tomado del boletín "Cubarte")
c.  El tema racial en Cuba Por: Max Lesnix
d.  Certezas, dudas y preguntas sobre el racismo en Cuba.  Mensaje de Gladys González Guerra para Alden Knight
e.  Abatir el racismo debe estar en Objetivos del Milenio.  Por Thelma Mejía
f.   ONGs denuncian "sabotaje" a reunión contra el racismo.  Por Thalif Dean (IPS)

Oriki al general Quintín Banderatop

Querido Tato, un compromiso establecido con muchos días de anticipación, a esa
misma hora, me está jugando una mala pasada. O sea, que no podré estar con
ustedes, con mi presencia, pero quiero hacerte llegar, hacerles llegar, este
poema que hace tiempo, con la rabia en el corazón, como es mi costumbre,
escribí para el general Quintín. Si hay un espacio, dilo, no es muy largo, de
otro modo, puedes publicarlo en el Boletín. Aquí va


Taita, mi general Quintín,
cará...
Quien lo diría,
que usted los vio llegar
y estaba desarmado.
Con solo su machete
le bastaba para pasarlos a todos
por la parte más baja de su vientre.
Las guerras no se acaban nunca
y, casi siempre, el enemigo
está más cerca de lo que imaginamos-.
El enemigo nos abraza
bebe
en nuestra única vasija,
se alimenta
de lo que nos quitamos
para ser generosos o inocentes.
Un día vuelve,
no para tender la mano agradecida
sino para hacer lo que le hicieron.
Válida
sea para siempre la advertencia
que con su cuerpo acribillado manda.
Pero, Taita, Mi General
Quintín Banderas...
de haberlo usted sabido entonces
habría salido a recibirlos
y toos,
los que fueron y quienes los enviaron,
serían, junto a los otros
de sus tres gloriosas guerras
un mísero montoncito más de los
"ñamados".

Georgina Herrera
Agosto del dos mil diez.

 

Los cubanos tenemos una enorme deuda con Aponte top
Entrevista con Ricardo Alarcón
por Heriberto Feraudy Espino (Tomado del boletín "Cubarte")

En 2009 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó la Resolución 64/169 designando el 2011 “Año Internacional de los Afrodescendientes”. Varios países de la región, entre ellos Cuba y, en nuestro caso, no por una resolución, sino por histórica convicción, se encuentran desarrollando actividades al efecto. ¿Cuál es su apreciación acerca de este acontecimiento?

Es necesario, indispensable, luchar hasta la erradicación completa y total del racismo y la discriminación racial en cualquier forma o grado en que se manifieste. Igualmente hay que reconocer la contribución cultural, espiritual y religiosa, así como a las luchas sociales y políticas que los esclavos y toda la diáspora africana han dado al resto del mundo.

Pero también hay que poner fin a la marginación y subordinación que sufre todavía África, un continente entero, todo él preterido y discriminado.

Si a eso contribuye, aunque sea en algo, la resolución 64/169 pues, bienvenida sea. Pero te confieso que no me entusiasma demasiado esa moda de Naciones Unidas convocando al año de esto o al año de lo otro. Es ya bastante larga la lista de resoluciones de ese tipo de las que nadie se acuerda.

A algunos puede servirles para ceremonias y discursos autocomplacientes. Pero el 2011 puede pasar a la historia como el año en que más africanos mueran por hambre, el año en que se masacra impunemente a un pueblo africano, el de Libia, y el año en que en países europeos aumenta la persecución y el hostigamiento contra la emigración africana.

Dicho lo anterior, nosotros en Cuba, debemos aprovechar esa resolución para avanzar mucho más en la batalla por la igualdad, contra el racismo y la discriminación. No para cumplir con una formalidad ni para inclinarnos ante la hipocresía mundial. Sino porque esa batalla es muy importante para nosotros, debemos librarla a fondo porque ella está en el mismo centro del empeño por fortalecer la unidad de la nación, que es, nada menos, que el “más precioso legado de nuestra historia y del proceso revolucionario” como proclamó el Informe Central que presentó el compañero Raúl al VI Congreso y que fue aprobado por todos los delegados.

Son conocidos los vínculos de amistad que lo unían a usted con Gerardo Abreu Fontán, uno de los jóvenes más destacados en la lucha clandestina contra la tiranía batistiana aquí en la habana, y que fuera consecuente con sus ideas hasta ser asesinado por los sicarios del régimen. Tenía Fontán alguna apreciación acerca del fenómeno de las desigualdades raciales en nuestro país…

Gerardo era, por muchas razones, un ser extraordinario, irrepetible. Conoció en carne propia lo peor del capitalismo y el racismo. Nació en el Condado de Santa Clara, que entonces era un barrio de indigentes. No pudo terminar el cuarto grado de la escuela primaria. Desde niño tuvo que trabajar para ayudar a su madre y a su familia y tuvo que hacerlo en los empleos más humildes, los que aquella sociedad reservaba a los negros pobres. Cuando lo conocí, sin embargo, me encontré frente a un hombre de inteligencia y madurez excepcionales, de gran sensibilidad, culto y refinado.

Fue mi jefe como lo fue de la inmensa mayoría de los jóvenes que militamos en el Movimiento 26 de Julio en La Habana. El compañero más querido y respetado, que a todos nos convoca cada 7 de febrero después que han pasado ya más de 53 años de una fecha que irá siempre con nosotros. Ese día fuimos muchos los que lloramos de rabia y fueron muchos los jóvenes que se lanzaron a las calles y tomaron los centros de enseñanza, incluyendo las academias privadas, e iniciaron la que fue, probablemente, la huelga más prolongada de nuestra historia. Quizás sobre decirlo, pero la mayoría de los jóvenes que se lanzaron a esa hermosa batalla eran “blancos” dispuestos a morir también por su líder, el negro Fontán.

Cuando a él nos acercábamos, quienes tuvimos el privilegio de hacerlo no pocas veces, era casi siempre para recibir sus orientaciones. Gerardo era hombre de pocas y sabias palabras. Aunque todos teníamos casi la misma edad nos aproximábamos a él como a alguien superior a nosotros, una leyenda viviente.

Tarde en la noche, por el Mercado Único, quizás alguna vez comiendo una “frita”, que era entonces el único lujo, hablamos de otras cosas. De la Cuba futura, sin explotación ni discriminación, de igualdad y solidaridad, una Cuba libre y socialista. Pero también de poesía, de literatura y de música.

No tengo la menor duda de que Fontán sabía que la discriminación racial era uno de los peores males de aquella república y estaba convencido que sólo se resolvería con una profunda Revolución, con el socialismo. Él siempre nos enseñó que la victoria no sería simplemente el derrocamiento de la tiranía y que mucho habría que luchar después.

En las Brigadas Juveniles y Estudiantiles del M-26-7 no hubo, ni podía haber, una pizca de racismo. Nuestro jefe indiscutido, al que todos obedecíamos sin chistar y con absoluto convencimiento de que su orden era justa, era el Negro Fontán.

Sólo le desobedecimos una vez, el 7 de febrero de 1958, el día atroz en que cayó en las garras de los esbirros batistianos. Él siempre orientó abandonar nuestros lugares de residencia o refugio cuando fuera preso alguien que los conociera. La tortura, nos decía, puede doblegar a cualquiera.

Ese día incumplimos su orden. Más de medio siglo después hoy puedo tener esta entrevista porque Gerardo no habló. Soportó las más bárbaras torturas, los peores tormentos, pero no dijo una sola palabra.

Te pido disculpas por la extensión de mi respuesta. Y a Gerardo por su brevedad. Pero a él quiero decirle, otra vez, Comandante Fontán, hasta la victoria siempre.

Teniendo en cuenta sus relaciones durante los años jóvenes con sectores populares y la responsabilidad que ocupaba como dirigente del Frente Estudiantil Nacional ¿cuál fue su experiencia ante las prácticas discriminatorias de la época y a qué atribuye el hecho del racismo institucionalizado en aquella República?

En cuanto a experiencias, vayan dos. En mi barrio, en la Víbora, tenía un amigo, de la burguesía negra, quien vivía cerca en una casa mucho mejor que la de mi familia.

Jorge, así se llamaba mi amigo, acababa de casarse y me pidió que ayudase a su novia, una bella mulata, a buscar un apartamento para ellos. La acompañé y en mi presencia el dueño accedió al arreglo que se concretaría esa tarde con la firma del contrato.

Cuando llegó Jorge le dijeron que algo había pasado y no le alquilarían. Como mi amigo era abogado protestó, habló de la Constitución, amenazó con poner un pleito por discriminación racial… pero tuvo que buscarse otro lugar. Así fue como terminó en un modesto apartamento en el Sevillano. Allí yo me refugié la noche del 9 de abril de 1958, cuando los esbirros desataron una verdadera cacería por toda la ciudad. Pero eso ya es otra historia.

Alguna vez fui con Jorge a visitar amigos comunes que vivían en Miramar. Quizás ya otros no recuerden o no sepan. Pero yo bien recuerdo cuando, al cruzar el túnel, el policía que nos detuvo, mirando a Jorge preguntó: “¿Y tú, negro, a dónde vas?”

¿Y Crescencio, mi compañero de bachillerato? Su piel era mucho más oscura, verdaderamente negra. También era pobre. Trabajaba como jornalero en Obras Públicas, para estudiar por las noches. Tenía una obsesión: ser médico.

Un día me lo encontré, a comienzos de la revolución, en la Colina. Venía ensimismado y triste. Un profesor, ante toda el aula le había espetado: “¿Tú qué haces aquí?”, y ante su respuesta de que quería ser médico: “¿Tú crees que yo dejaría que examinaras a mi hija?”.

Crescencio quería ser médico, ginecólogo. Lo fue y muy notable. Aquí murió tras cumplir una brillante carrera.

En aquella época el racismo era algo omnipresente pese a ser formalmente ilegal. Lo condenaban las leyes pero pervivía en la vida cotidiana. Aquella república era el producto deforme y castrado de la intervención foránea y racista en una Revolución que nació para abolir toda forma de discriminación y exclusión.

En su opinión cuáles son los factores internos y externos que en Cuba aún no contribuyen para combatir exitosamente los prejuicios que puedan conducir a la discriminación racial.

En cuanto a los factores internos creo que lo más importante, la clave indispensable, es asumir cabalmente nuestra historia. Aún nos falta bastante en ese campo.

Todo comenzó cuando unos hombres quisieron crear un país independiente y descubrieron que sólo podría existir si fuese la realización de la utopía, alcanzar la “perfecta igualdad” para emplear la definición del Padre de la Patria.

Por línea materna soy camagüeyano, blanco, quesadista y, por tanto, cespedista. De niño escuchaba anécdotas sobre la tía Anita, una heroína olvidada siempre, de las peleas de ella y su marido contra los racistas y los anexionistas (que eran, no lo olvidemos, uno y lo mismo).

Es bella la historia de la muerte de Oscar y la reacción de Carlos Manuel por la que le decimos Padre de la Patria. Pero ¿por qué no le damos ese título por el 10 de Octubre que culminó cuando todos unidos celebraron por primera vez con la tumba francesa? ¿O cuando poco antes de morir, allá en la Sierra, recibía el homenaje, tierno y respetuoso, de las negras, que a él acudían buscando apoyo frente a los prejuicios de otros cubanos?

En cuanto a los factores externos mencionaré sólo algunos. Uno es, por supuesto, la guerra económica que se nos impone y cuyo objetivo es hacer sufrir a la gente. En tales circunstancias sufren más los que menos tienen y ese ha sido el caso de la mayoría de los negros y mulatos.

También está el tema de la prensa. Los códigos que diseminan las grandes corporaciones mediáticas son, a veces sutilmente, otras de modo más obvio, racistas y discriminatorios. Ellos penetran también a nuestros medios y debemos trabajar muy duro aún para contrarrestar su influencia.

Un ejemplo. Mucho se difundió hace algunos años la elección de Michelle Bachelet como la primera mujer que asumió el gobierno de Chile. Te aclaro que es una persona de grandes méritos y a la que respeto sinceramente.

Sentimientos iguales tengo por Portia Simpson la que, casi al mismo tiempo, fue la primera mujer en asumir igual posición en Jamaica, pero su elección no tuvo, ni lejanamente, la misma repercusión mediática en ninguna parte. La Bachelet es rubia y nació en la clase media chilena. Portia es negra, descendiente de esclavos y representa a uno de los distritos más humildes de Kingston. ¿Por qué la diferencia en el trato que les dio la prensa?

Está también la coyuntura económica actual y el papel de las remesas familiares. Nuestra emigración es blanca en más del 90%. Como consecuencia obvia este factor introduce elementos de desigualdad.

También por esa vía nos llegan juegos, videos y otros productos de “entretenimiento” que muchas veces promueven la banalidad, la violencia y el racismo de la sociedad que los produce.

El año pasado se efectuó una Mesa Redonda donde por primera vez se abordó de manera inusual, el fenómeno del racismo y la discriminación racial en nuestro país. Según información recibida, la repercusión de esta Mesa Redonda tuvo cierta repercusión en diferentes sectores de la sociedad cubana. ¿Cuál es su valoración al respecto?

Vi ese programa y pienso que debería haber muchos otros para abordar el tema y no sólo en la televisión. También en la prensa escrita y en el sistema de educación del país.

El general Raúl Castro ha calificado como una vergüenza el insuficiente avance en esta materia después de cincuenta años de revolución y ha hecho un llamado a tomar conciencia sobre el asunto. ¿Qué medidas concretas sugiere usted podrían contribuir a esa toma de conciencia?

El compañero Raúl ha sido muy claro y transparente y prosigue esta lucha con la tenacidad y sistematicidad que lo caracterizan. Él no descansará hasta que, en cuanto al negro y la mujer, sea realidad el ejercicio pleno de la igualdad de derechos.

Ha habido avances significativos con la elección del nuevo Comité Central del Partido, así como en recientes elecciones provinciales del Poder Popular y del Partido. El tema estará muy presente en la Conferencia nacional que el PCC celebrará el próximo enero.

El propio Raúl ha hablado de la importancia de cambiar mentalidades. Eso significa trabajar mucho en educar a la gente y al mismo tiempo vigilar para que en la política de cuadros se promueva efectiva y racionalmente a mujeres y negros preferentemente jóvenes.

Hace poco leí una información donde entre otras cosas se señala: “PROGRAMA DE NOTIFICACIÓN DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS; CATEGORÍA DE APROPIACION: TÍTULO DEL PROYECTO: PENSADO PARA 2010 OBLIGACIÓN: hemisferio Occidental los Fondos de Apoyo Económico Cuba $20, 000, 000.

El Departamento de Estado de Estados Unidos y la USAID trata de comprometer en este Año Fiscal 2010 $20 millones en Fondos de Apoyo Económico (FAE) para los derechos humanos y las iniciativas de la sociedad civil en apoyo al pueblo cubano, 2010…”

Como usted conoce, existen algunos elementos internos que en su afán de obtener ganancias y de derrocar a la revolución cubana tratan de promover sentimientos verdaderamente racistas y se aprovechan de estas migajas que ofrece el gobierno norteamericano y sus agencias intervencionistas. ¿Cuál es su valoración respecto a estas medidas de la actual administración norteamericana y la reacción interna?


En esta materia la actual administración está aplicando exactamente la misma política que todas las anteriores desde 1959. Es la política consagrada, por cierto, en la Ley Helms-Burton, que Obama acata y ejecuta sin parpadear.

Esa ley concebida e impulsada por el más furibundo racista sureño haría retroceder a Cuba hacia lo peor de su pasado. No quisiera imaginar lo que sería la vida de los negros en una Cuba a la medida de lo que diseñó Helms.

¿Qué pudiera hacer la Asamblea Nacional para avanzar en la lucha para eliminar el racismo y la discriminación racial?

Es un tema que debe estar presente en la labor sistemática de control y verificación que llevan a cabo las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional y también las provinciales y municipales. En el cumplimiento de esa tarea fundamental las comisiones deben asegurarse de que todos los organismos y entidades del país tomen debidamente en cuenta la dimensión étnica y trabajen para erradicar completamente cualquier forma de discriminación.

Sé que la Comisión Aponte ha establecido vínculos con nosotros para promover esta actividad integralmente.

Todos los cubanos tenemos una enorme deuda con José Antonio Aponte, el negro habanero que fue el primer cubano que conspiró por la independencia. Se acerca el bicentenario de su ahorcamiento. El mejor modo de rendirle el tributo que merece es luchando a fondo por la igualdad y la solidaridad entre todos los cubanos.

Nota: El entrevistador es el presidente de la Comisión Aponte de la UNEAC.


El tema racial en Cuba 
Por: Max Lesnik. (Réplica de Radio-Miami)top

El Presidente de la Asamblea del Poder Popular de Cuba, Ricardo 
Alarcón de Quesada se ha referido en unas declaraciones que han sido 
recogidas en la prensa internacional, al tema de las desigualdades 
raciales en Cuba, algo que como ya hemos dicho nosotros en ocasiones
anteriores, es una de las asignaturas que tiene pendiente la nación 
cubana. Y digo la nación y no la Revolución, porque en cuanto a la 
desigualdad -no en sus derechos constitucionales- sino en la realidad
de la vida cotidiana que sufren los cubanos de la raza negra, la 
responsabilidad es de todos y no solo de los que gobiernan. Un mal 
que se viene arrastrando lamentablemente desde que los cubanos se 
independizaron de España a fines del Siglo IXX que también antes estuvo 
presente en la época colonial y bajo la intervención norteamericana.

En los campos de batalla en la guerra de independencia, proclamada 
por Martí con todos y para todos, no había discriminación racial. El 
General Antonio Maceo era negro y muchos de los oficiales a su mando
eran blancos y en gran medida de posición acomodada, y nunca hubo 
diferencias entre ellos por cuestiones de raza.

Ya cuando los norteamericanos intervinieron en la contienda y tomaron 
el mando de la isla bajo el Gobernador Leonardo Wood, cambiaron las
cosas. Las tropas mambisas de Calixto García, compuestas en su 
mayoría por soldados y oficiales negros, no pudieran entrar en Santiago 
de Cuba porque se lo prohibieron los norteamericanos. ¨

En el gobierno de Estrada Palma con la Enmienda Platt en pleno 
vigor, a los negros mambises los tiraron por la borda. Al General 
negro Quintín Banderas le dieron un puesto de barrendero y después lo
asesinaron impunemente. En 1912 se produjo la "guerrita" del Partido 
"Independientes de Color" que casi provoca una tercera intervención 
norteamericana y en la cual murieron cerca de seis mil negros, muchos 
de ellos asesinados por los soldados cubanos blancos.

Después vinieron leyes contra la discriminación racial pero siguió el 
racismo en Cuba donde los negros no podían entrar en los clubes y 
playas privadas y tenían que pasearse en los parques públicos separados 
de los blancos, como sucedía en la ciudad de Santa Clara, en el parque
Leoncio Vidal, hasta el triunfo de la Revolución en 1959, a pesar de 
lo que decía la Constitución de 1940.

Lo cierto es que después de medio siglo de Revolución y aunque lo 
prohíben las leyes, en Cuba hay desigualdades entre negros y blancos
y son los negros los que tienen menos oportunidades en la sociedad 
cubana de hoy. El problema está ahí. Y hay que resolverlo. Si me
preguntan, digo que la solución, aparte de educación ciudadana y de las 
leyes vigentes hay que implementar una política de "acción afirmativa" 
como ha sido la que se ha llevado a cabo con respecto a la mujer 
en los trabajos del Estado. Me dicen que más del 40 por ciento de la
fuerza laboral cubana está compuesta por mujeres. Y eso está muy bien.

Se impone una "acción afirmativa" con respeto a los cubanos de la 
raza negra. Eso se hizo en Estados Unidos y dio resultado. ¿En Cuba 
por qué no? Claro, que eso no será del agrado de los cubanos 
racistas- sobre todo los de Miami- pero es lo que hay que hacer. Porque
a grandes males grandes remedios. Tiene la palabra la Revolución.

Certezas, dudas y preguntas: 
Mensaje de Gladys González Guerra para Alden Knighttop

De: Gladys Gonzalez [mailto:bento24@esmicorreo.net]
Enviado el: viernes, 26 de agosto de 2011 1:11
Para: alden@cubarte.cult.cu
Asunto: Una admiradora suya de siempre

Co. Alden:

No se si obtuve su correo por la UNEAC, o con Ciego Fotógrafo, lo tengo hace
bastante tiempo, pero aunque lo admiro y respeto desde siempre, no me sentía
compulsada a escribirle porque Ud. no me conoce.

Ahora lo hago porque estoy preocupada por muchos comentarios y cosas que oigo
por aquí y por allá en relación con el tema del racismo en Cuba, fuertemente
manejado por los enemigos, otras veces por voces del patio, e incluso en una
mesa redonda en que intervinieron científicos e intelectuales.

¿Hay Racismo en Cuba?

¡¡ Si, si hay racismo en Cuba !!,

No puedo aportarle más evidencias que las que mis 68 años me han permitido ver
o sufrir y si ahora, en interés de revertir eso, constriñen el tema en una
consigna, un slogan o intentan realizar una campaña con el tema, va a ser peor
el remedio que la enfermedad.

Sé que no se puede dejar a una depuración generacional, pero las campañas ya
son inútiles y perecederas. Es un tema muy sensible y mal manejado, porque en
el empeño de "promover" al negro está implícito el racismo, la consecuente
discriminación.

En vuestro medio artístico no se quien será racista... es inaudito que en la TV
Cubana, se hayan hecho dos Telenovelas de alcance nacional, sin que haya
aparecido algún "no blanco", en la que están televisando ahora la única
"mulatica oscura" que había en el staff , la "mataron" al principio de la
misma, me pregunto... ¿a qué negro o negra en 50 años se le ha dado algún
papel protagónico en los dramatizados?

Sin abundar más, nuestra composición racial no se refleja en nuestra
televisión. De eso pueden darnos lecciones nuestros enemigos, que han sido un
país de tradición eminentemente racista y hay que ver las excelentes películas
que hacen solo con artistas negros.

¿Será que se segrega en las escuelas de arte a la hora de optar por la
especialización?, ¿Será que quienes hacen los casting tienen Daltonismo? ¿Será
que los negros prefieren el boxeo y el campo y pista al arte?, ¿Será que no
logran memorizar bien los guiones? Tengo tantas preguntas como dudas.

Resucitando a Aponte, dedicándole una página del periódico Granma a Quintín
Banderas no se va a resolver nada, porque ese problema es medular y profundo y
se ubica dentro de aquellas cosas en que se nos exhorta a cambiar de
mentalidad.

¡Tantos negros que hemos tratado de salvar en el mundo!

Mis planillas, que tantas he tenido que llenar, dicen todas "raza blanca", pero
esa cuestión me afecta sensiblemente y más cuando el enemigo fue el que se
anticipó al tema.

Ud. se preguntará por qué lo escogí para hacerlo depositario de mi inquietud
siendo un gran artista que parece no haber sufrido esos avatares, pues
sencillamente porque he disfrutado mucho con los que como Ud. son la vanguardia
artística y revolucionaria de este país y porque artistas como Ud., son el mejor
discurso político.

Gladys González Guerra
(Creadora independiente)

 

Abatir el racismo debe estar en Objetivos del Milenio 
Por Thelma Mejíatop

TEGUCIGALPA, 20 ago (IPS) - El primer encuentro mundial de la comunidad
afrodescendiente concluyó este sábado en la ciudad de La Ceiba, en la costa
atlántica de Honduras, con una declaración proponiendo incluir la lucha contra
el racismo en los Objetivos de Desarrollo de la ONU para el Milenio.
En "La Declaración de La Ceiba", representantes de los pueblos afrodescendientes
señalan que ha llegado el momento de que la ONU (Organización de las Naciones
Unidas) incorpore no sólo un nuevo Objetivo a los ocho ya establecidos, sino
que también diseñe un Índice de Desarrollo Humano con "perspectiva de raza y
etnicidad".

"Las Naciones Unidas deben adoptar la perspectiva de raza y etnicidad en los
Objetivos de Desarrollo del Milenio para garantizar la integración de los
desafíos de las comunidades y poblaciones afrodescendientes", reza el texto.

También llama a que "se adopte un noveno Objetivo del Milenio relacionado con la
reducción substancial de todas las formas de racismo, discriminación racial,
xenofobia y otras formas conexas de intolerancia".

La discriminación en todas sus formas profundiza las brechas entre sus
condiciones de vida y la de otros grupos sociales, "haciendo difícil que se
cumplan las metas y Objetivos del Milenio" por la particular situación de
pobreza yestigmatización que enfrentan.

Al exigir que la ONU declare el año próximo el Decenio de los Pueblos
Afrodescendientes, los representantes llamaron a la creación de un Fondo de
Desarrollo para ese sector de la población, así como estructuras y presupuestos
claramente definidos. La misma propuesta fue extendida a la Organización de Estados
Americanos (OEA) y la Unión Europea.

Representantes de al menos cuarenta países se dieron cita por tres días en la
paradisíaca ciudad ceibeña, una de las principales comunidades de la etnia
garífuna en Honduras, para debatir la situación de sus pueblos, en ocasión de la celebración del Año
Internacional de los Afrodescendientes (2011), declarado por las Naciones Unidas.
También dieron seguimiento y propusieron nuevas formas de cumplimiento a los
acuerdos celebrados hace una década en Durban, Sudáfrica, en contra de la
discriminación y el racismo.

Céleo Álvarez Casildo, principal impulsor de la reunión, en representación de la
hondureña Organización de Desarrollo Étnico Comunitario, dijo a IPS: "No
queremos discursos políticos de compromiso sin concretar. Este encuentro es
para demandar mayor inclusión a nuestras demandas y derechos que seguiremos con un
Plan de Acción y mecanismos de seguimiento".

"Esta cumbre, como la hemos llamado, no es un foro más. Es el punto de partida
para hacernos oír. Aquí está reunida toda una fuerza mundial y espiritual de
unidad dispuesta a hacerse escuchar para impulsar un desarrollo humano
sostenible con equidad, sin exclusiones de ningún tipo", afirmó.
Por su parte, Mohamed Chambas, de la comunidad de
pueblos africanos, señaló que el desafío pendiente es "sostener este proceso,
porque aquí se sembró una semilla, y hay que regarla para que crezca y tenga
frutos".

"Ninguna sociedad puede negar ahora la importancia de la comunidad
afrodescendiente en el mundo. Tienen que incluirnos, y aquí en Honduras ese
esfuerzo cobra mayor fuerza", dijo a IPS.

El encuentro analizó el cumplimiento de los acuerdos internacionales en contra
del racismo y la discriminación, el problema de la epidemia del VIH/Sida, los
derechos humanos y el acceso a la justicia, los problemas ambientales, la salud
reproductiva y la condición marginal de las mujeres afrodescendientes, su
cultura e identidad, entre otros aspectos.

Al menos 75 millones de mujeres en América Latina y el Caribe viven en
condiciones de desigualdad, se informó en la cumbre.

La representante para América Latina del Fondo de Población de las Naciones
Unidas (FNUAP), la hondureña Marcela del Mar Suazo, dijo a IPS que en el panel
que abordó el problema de la desigualdad de género se presentó un informe sobre los derechos humanos de las
afrodescendientes en la región.

El estudio señala que, de las 150 millones de mujeres que viven en América
Latina y el Caribe, la mitad sufre condiciones de desigualdad preocupantes.
Las expresiones de racismo y discriminación en contra de las mujeres
afrodescendientes son muy marcadas en algunos países, por lo que se propusieron
políticas que garanticen mayor participación política y acceso a la educación en
todos sus niveles, orientada a revalorizar sus culturas y capacidades.
El ministro de las Etnias de Honduras, Luís Green, dijo a IPS que el gobierno
del presidente Porfirio Lobo se aprestaba a incorporar reformas
constitucionales que declararan a este país una nación multiétnica y
pluricultural en donde "no habrá espacios para la discriminación y el racismo".

 

ONGs denuncian "sabotaje" a reunión contra el racismo top
por Thalif Dean

NUEVA YORK, ago (IPS) - Una coalición de organizaciones no
gubernamentales acusa a la Secretaría General de la ONU de "sabotear" una
próxima reunión de alto nivel contra el racismo, eclipsándola con otra cumbre
sobre seguridad nuclear fijada para el mismo día.

La reunión de alto nivel de la Asamblea General para
conmemorar el décimo aniversario de la Declaración de Durban contra el Racismo
estaba prevista para el 22 de septiembre, en decisión tomada por los estados
miembro en diciembre pasado.

Pero luego de la crisis nuclear en Japón en marzo, el
secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban
Ki-moon, de su propia iniciativa, decidió realizar una cumbre sobre seguridad
atómica en el marco de la próxima sesión de la Asamblea General. Esta cumbre
fue agendada para el mismo día que la reunión de alto nivel sobre el racismo,
lo que desató protestas de grupos de la sociedad civil.

La Coalición Durban +10 incluye a la Red de Estados Unidos por
los Derechos Humanos, la National Lawyers Guild, la Red Mundial Contra el
Racismo, el Frente Unido Nacional Negro, el Movimiento de Base Malcolm X, la
Red de la Comunidad Palestina en Estados Unidos, la Fundación Frantz Fanon y la
Red Internacional Judía Anti sionista.

La propia reunión sobre el racismo ya estaba rodeada de
polémica, debido a la campaña en su contra que lleva a cabo Israel.
Como resultado, seis países (Canadá, Estados Unidos, Holanda,
Israel, Italia y la República Checa) anunciaron que no participarían del
encuentro.

Pero se espera que una abrumadora mayoría de los 193 estados
miembros tengan participación activa en el encuentro, que culminará con la
adopción de una declaración enfocada en movilizar voluntad política para
combatir la discriminación.

El tema de la reunión es: "Víctimas del racismo, la
discriminación racial, la xenofobia y la intolerancia: reconocimiento, justicia
y desarrollo".

Kali Akuno, co-director de la Red de Estados Unidos por los
Derechos Humanos y coordinador de la Coalición Durban +10, dijo a IPS que había
una "campaña de sabotaje" contra la reunión de alto nivel sobre la Declaración
de Durban y el Programa de Acción.

Ambos documentos fueron aprobados en la Conferencia Mundial
contra el Racismo en Durban, en 2001.

Akuno señaló que la decisión de Ban era una afrenta a las
víctimas del racismo y la xenofobia, que necesitan protección.
Es tiempo de que los miembros de la ONU se pongan de pie por
lo que han acordado hace 10 años en el combate al racismo, indicó.
"Estamos desilusionados de que el secretario general no haya
hablado contra esta campaña anti-ONU, y en cambio contribuya a organizar su
propia cumbre en el momento de la reunión" sobre racismo, dijo Akuno.
También señaló que las organizaciones no gubernamentales
afrontaban "obstáculos burocráticos" para participar.

La coalición además indicó que la Asamblea General celebraría
otras dos reuniones de alto nivel la misma semana: una sobre prevención y
control de enfermedades contagiosas (19 y 20 de septiembre) y otra sobre
desertificación (20 de septiembre).

"Entonces, ¿por qué el secretario general eligió el 22 de
septiembre para su cumbre de seguridad nuclear?", preguntaron los activistas.
Todas esas reuniones se llevarán a cabo en el marco de la
sesión 66 de la Asamblea General, que abre el 13 de septiembre, en tanto que el
debate con la presencia de jefes de gobierno y de Estado comenzará el 21.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hablará a la
Asamblea ese día.

El portavoz de la ONU, Farhan Haq, explicó a IPS que la
acumulación de reuniones era algo común en esa etapa del año, pues se aprovecha
a organizarlas cuando los líderes mundiales llegan a Nueva York para las
sesiones de la Asamblea General.

"Nuestra esperanza es que los líderes que están en la ONU
participen de todas las reuniones el día 22, ya que la seguridad nuclear y el
racismo son temas igualmente importantes", añadió.

En una declaración divulgada en Nueva York, la Coalición Durban +10 señaló 
"apoyar en forma inequívoca los avances logrados en la
Declaración de Durban y en el Programa de Acción", y anunció su determinación a
hacer que sean la base de las políticas de la ONU en la lucha contra el racismo.
(FIN/2011)

_______________________________________

 

Links/Enlaces

topCofradía de la Negritud

Cuba: Race & Identity in the News

Quintín Bandera en la AfroCubaWeb

Aponte en la AfroCubaWeb

Contacting Desde la Ceiba

Electronic mail
    tatoquinones_AT_cubarte.cult.cu [replace _AT_ with @]

Contacting AfroCubaWeb

Electronic mail
     acw_AT_afrocubaweb.com [replace _AT_ with @]

[AfroCubaWeb] [Site Map] [Music] [Arts] [Authors] [News] [Search this site]

Copyright © 2011